Cuando valoramos el diseño de un producto, uno de los aspectos más importantes son los materiales utilizados, puesto que de ellos depende su calidad, sus prestaciones y su impacto medio ambiental. Y si nos centramos en el caso de las mascarillas higiénicas reutilizables, para la protección  contra la Covid-19, los materiales deben de cumplir ciertos parámetros obligatorios. Esta no es una prenda cualquiera, ni un complemento de moda, es un elemento clave en la lucha contra la pandemia y que ayuda a salvaguardar la salud y vida de las personas.

En Somosostenibles hemos escogido los materiales de nuestro diseño  atendiendo a tres conceptos clave: cumplimiento de la normativa, comodidad para el usuario y sostenibilidad medio ambiental.

En cuanto a lo que normativa se refiere, la  norma UNE 0065:2020 es la que regula en España el diseño y fabricación de las mascarillas higiénicas reutilizables, (actualmente también llamados cobertores faciales comunitarios). Contempla tres características fundamentales que debe tener el tejido del cuerpo de la mascarilla, que es la barrera que evita el contagio del coronavirus. 

  1. La Eficacia de Filtración Bacteriana (BFE). Es la eficacia del material como barrera para filtrar bacterias y virus. Para ello deben de realizarse diversas pruebas en laboratorios autorizados, que certifican si el tejido es válido. 

 

  1. Cuántos ciclos de lavado soporta el tejido antes de perder la eficacia de filtración. A las telas se les aplican diversos tratamientos que ayudan a crean la barrera. Con los lavados se va perdiendo y por tanto es importante que el fabricante diga cuantos lavados soporta. Esto también debe estar certificado por un laboratorio que realizará los ensayos pertinentes.

 

  1. La presión diferencial.  Es la permeabilidad al aire de la mascarilla. Es un indicador de la ‘respirabilidad’. También debe de medirse en laboratorio, en unas condiciones específicas de flujo, temperatura y humedad. 

*Puedes ver los resultados y número de informe de nuestro tejido aquí

Para conformar el cuerpo de la mascarilla, se debe de usar un  material que esté certificado y además el fabricante ha de indicar cuantas capas de este material debe de poner. Puede variar de 1 a 4. 

En nuestro diseño combinamos dos tejidos diferentes, con el objetivo de sumar las prestaciones que ambos ofrecen y conseguir mayor calidad. Ambos están homologados y la mascarilla se puede lavar hasta 20 veces.  Como ya dijimos, la sostenibilidad es uno de nuestros criterios, por ello evitamos materiales de origen sintético basados en los hidrocarburos.

 EL tejido exterior es 100% algodón, con certificado GOSTS y OEKO TEX Standar 100, avalando que no se han usado sustancias perjudiciales  tanto para la salud como para el medio ambiente. Es un tejido resistente, aguanta los lavados y otorga durabilidad a la estampación. 

Es suficiente por sí sólo, siendo necesaria una capa. No obstante añadimos la capa del forro, que  también está homologada, así podríamos decir que la protección es extra.

El tejido del forro está compuesto de Lyocell 100% . Esta fibra es de origen celulósico, concretamente procede se la pulpa de árboles bosques certificados que garantiza que son explotados de manera sostenible, salvaguardando así la biodiversidad de estos, y su continuidad para las generaciones venideras.  Garantizan también el cumplimiento de los derechos laborables. 

Es un tejido apto para pieles sensibles, haciéndolo ideal para niños.